Los fieltros anti-rasguños protegen el suelo de los rasguños de sillas, mesas y otros muebles
Protege tu hogar

Protege tu hogar

Con nuestros productos, nos gustaría ayudarte a resolver tus problemas diarios. En esta categoría, te ofrecemos soluciones que te permitirán asegurar superficies con peligro de resbalar, así como de proteger suelos y paredes contra daños. Los productos antideslizantes están especialmente diseñados para fijar alfombras o reducir el peligro de resbalar en escalones, escaleras y suelos lisos. Los fieltros anti-rasguños se pueden pegar fácilmente, por ejemplo, debajo de la mesa y de las patas de la mesa para evitar rasguños en un suelo laminado o entablado caro.



Reducir el riesgo de resbalar, evitar accidentes

Descubre más sobre nuestros productos para el consumidor

En cada hogar hay zonas con un riesgo más alto de resbalar. Estas zonas incluyen en especial: escaleras y suelos lisos. Si hay niños en el hogar, el riesgo se multiplica. Es bueno tomar las medidas adecuadas a tiempo para minimizar drásticamente el riesgo de resbalar con nuestras soluciones antideslizantes. Nuestros productos antideslizantes tienen una gran capacidad de adhesión, se pueden usar tanto en el exterior como en el interior y tienen un revestimiento sólido y rugoso que asegura una pisada firme.

                                                                                                                                    

Suave deslizado en lugar de ruido de arrastrado

Nuestros fieltros anti-rasguños y amortiguadores protectores salvaguardan el recubrimiento de tus suelos y paredes contra daños, pero también tus oídos de cualquier molesto ruido de arrastrado. Si equipas las patas de tus sillas con fieltros anti-rasguños, por ejemplo, ya no tendrás que preocuparte más de tu caro suelo laminado o entablado. Las sillas se deslizarán con suavidad y sin ruido alguno sobre superficies delicadas. Por otro lado, con nuestros amortiguadores protectores podrás proteger tus paredes de las chapas de las puertas que al abrir y tocar la pared dejan esas marcas tan poco atractivas. Soluciones antideslizantes y fieltros contra rasguños: pequeños ayudantes para solventar los problemas del día a día.