Enmascarado profesional tesa®
El enmascarado correcto para unos resultados perfectos

El enmascarado correcto para unos resultados perfectos

Supera las expectativas de tus clientes con un trabajo eficiente y un acabado de alto nivel. Nuestros productos de enmascarado están diseñados para ofrecerte unos resultados impresionantes.



1. Elija la cinta correcta

Cada una de las cintas de enmascarado de nuestra gama ha sido desarrollada para ofrecerte unos resultados impecables en cada tipo de superficie. En nuestro buscador de superficies  encontrarás cuál es la mejor para su trabajo.

2. Prepárese bien

A la hora de aplicar cinta de enmascarado, es de importancia vital que te prepares adecuadamente. Una superficie limpia garantizará una buena adherencia. Debe eliminar el polvo, la humedad, grasas o aceites. Por ejemplo, las siliconas y ceras que se están presentes en los esmaltes también son perjudiciales para la adherencia. Para garantizar que la cinta conserva su firmeza cuando se retira, tanto la superficie como la cinta deben estar completamente secas.

3. Aplique presión

Para conseguir un borde pintado realmente impecable, nítido y sin goteos, lo que realmente tienes que hacer es aplicar presión a lo largo de la cinta para asegurarte de que no quedan espacios libres entre medias.

4. Prueba hacer un pintado previo

Si vas a trabajar con un color de pintura más oscuro, consigue un borde afilado pintando en primer lugar sobre el borde de la cinta con un color más claro. Deja que se seque antes de aplicar el tono más oscuro. Esta técnica cubre todos los minúsculos espacios que permanecen debajo de la cinta, dando como resultado un borde pintado perfecto incluso en superficies texturizadas como el papel pintado con virutas de madera.

5. Retirar la cinta adhesiva

Si es posible, retira la cinta cuando la pintura esté seca al tacto, pero antes de que se seque por completo. Cuando estés listo para retirar la cinta y ver cómo ha quedado el borde, elegir el ángulo adecuado es de vital importancia. Intenta hacerlo a entre 45 y 90 grados para eliminar el riesgo de dejar residuos. Sujétala con firmeza por la parte inferior para lograr el mejor acabado posible. 

Otro aspecto importante que debes tener en cuenta es la temperatura de la superficie cuando retires la cinta. Debe estar al menos a 5 °C para evitar que el compuesto adhesivo se vuelva quebradizo. Lo anterior puede provocar que se rasgue la cinta o permanezcan residuos en la superficie.
Dejar cintas colocadas durante períodos prolongados de tiempo puede causar problemas al intentar retirarlas, y esto puede variar de producto a producto. En el empaque de todas las cintas tesa® encontrarás información sobre el tiempo de uso.

6. Consejos de almacenamiento

Para obtener los mejores resultados de la cinta tesa®, vale la pena pensar por unos instantes dónde la va a almacenar. En lugares demasiado calientes, por ejemplo salpicaderos de vehículos, se acelerará considerablemente el proceso de deterioro de la cinta y la probabilidad de que deje residuos en la superficie en el momento de retirarla será mayor. 
Al utilizar cintas almacenadas en espacios muy calientes o fríos, antes de usarlas aclimátalas a la temperatura ambiente para obtener los mejores resultados posibles.

Leer más