Llevamos la adherencia a la cima. Un breve vistazo a los soportes

Llevamos la adherencia a la cima. Un breve vistazo a los soportes

El soporte de la cinta convierte a un adhesivo en una cinta adhesiva. En otras palabras: el soporte es el que mantiene en su sitio al adhesivo. Pero también tiene una importancia funcional crucial.



¿Qué es el material de soporte? El material de soporte en una cinta adhesiva no solo mantiene el adhesivo, sino que también contribuye al funcionamiento de una cinta adhesiva. Es como un sherpa del Nepal: trabaja en silencio y sin llamar la atención. Pero igual que los sherpas a menudo conducen a su grupo hasta la cima de la montaña, la interacción perfecta entre adhesivo y material de soporte (más la imprimación y una capa separadora) determina si la cinta adhesiva conseguirá su objetivo.

Material de soporte y cinta adhesiva

La línea negra tesa® ACXplus con soporte de espuma vista a través de un microscopio de electrones

El material de soporte originalmente tiene la tarea de mantener el adhesivo y la imprimación juntos. Básicamente es relativamente fino, flexible y suave. Eso lo convierte en idóneo para casi cualquier aplicación en cualquier lugar de uso y para cualquier diseño. El material puede ser muy diferente; y aquí es donde empieza a jugar un papel crucial, dependiendo de dónde, durante cuánto tiempo y para qué propósito se deba usar una cinta adhesiva. Los soportes actuales están diseñados para soportar ciertas fuerzas o para dividirse en una fuerza exactamente definida, para ser ópticamente nítidos o reflectantes, para ser permeables o para actuar de barrera (p. ej. contra la humedad o el oxígeno), para ser muy finos (1,5 μm = 0,059 mils) o para ser muy gruesos (>3mm o 118 mils). Los soportes modernos sirven para rellenar espacios o para amortiguar el ruido; permiten que la cinta se pueda troquelar o procesar a máquina. Debido a la multiplicidad de tipos de soportes disponibles, vale la pena hablar sobre las características y beneficios de los diferentes tipos.

Los diferentes materiales de soporte que usamos

Material

Cintas de film (PP, PET, PVC)

Cintas no tejidas

Cintas de espuma (PE)

Cintas de tejido o tela

Cintas diferenciales

Cintas de transferencia

Características

Dimensionalmente estables, químicamente estables, resistentes al calor (PET), blancas o transparentes

Conformables, resistentes al calor, rasgables a mano, traslúcidas

Amortiguan el ruido y la vibración, se adaptan a sustratos duros, compensan diferentes factores de dilatación (p. ej. vidrio en metal), en blanco o negro.

Conformables, resistentes al desgarro, rasgables a mano, para un peso de revestimiento alto

Peso del recubrimiento del adhesivo diferencial en ambas caras del soporte. Adherencia frente al despegado intensamente diferente

Sin soporte, solo adhesivo en el revestimiento, muy conformables, muy finas

Resistente al desgarre: El film

tesafilm® rasgable a mano está basada en un soporte con film de PP y equipada con esquinas fácilmente rasgables a a mano.

Los films permiten crear cintas adhesivas especialmente finas y a prueba de desgarre. Pero aún hay diferencias mayores cuando los films se utilizan como material de soporte para las cintas adhesivas. Depende de lo que estén hechos: Policloruro de vinilo (PVC), polietileno (PE), polipropileno (PP), polietileno tereflalato (PET) u otros materiales.

El PVC, por ejemplo, puede ser suave y se usa principalmente para aplicaciones de aislamiento y enmascarado, por ejemplo, durante trabajos de enyesado. Un PVC muy suave se usa para aislar los recubrimientos de los cables. Por el contrario, un PVC duro, es esencialmente estable en su forma y se usa como adhesivo de embalajes o para el empaquetado interior. Todos los films de PVC tienen como factor común que son duraderos y que no se inflaman con facilidad. Se pueden imprimir y estampar en relieve.

Los films de PE o PP se usan como soporte para otras cintas adhesivas de oficina tesafilm®. También se usan mucho como protección de superficies o como cintas de embalaje.

Los films PET tienen propiedades muy diferentes. Estos se usan sobre todo como soporte entre dos imprimaciones en cintas adhesivas de doble cara. Como son conductores del calor, son ideales para la gestión del calor en dispositivos electrónicos. Su estabilidad a la radiación UV los hace muy atractivos en aplicaciones en exteriores.

Además de los usos mencionados, el poliuretano, la poliamida y el acetato de celulosa/celofán se usan en los soportes de los films, concretamente por ser muy elásticos, resistentes al agua e inmunes a las temperaturas muy altas.

Leer más

Fuertes: Tejido y vellón

tesa_04651_ap_007_fullsize

Tejido y vellón como el algodón, la viscosa o el PET aportan ventajas mecánicas que los convierten en excepcionalmente viables para su aplicación específica. Tapar grietas, atar cables, sellar o empalmar, todo ello se puede manejar perfectamente con tejido y vellón en el material de soporte.

El algodón y la viscosa tienen una buena resistencia a la tracción, pero en comparación con el PET se pueden rasgar fácilmente con la mano. Ejemplos clásicos son las cintas adhesivas de tela como la cinta americana o la cinta gaffer. El algodón es un producto natural puro y, por tanto, sostenible; la viscosa es más homogénea y se puede reproducir mejor. El vellón es especialmente flexible y tiene la ventaja de que atenúa el ruido y las vibraciones de manera excepcional.

Leer más

Resistente: La espuma

Los impresores pueden elegir entre distintas cintas tesa Softprint® para conseguir una imagen de impresión óptima.

La espuma como material de soporte se comporta como ya nos podemos imaginar: es suave, voluminosa y se adapta perfectamente bien a las superficies irregulares. También suaviza bien los movimientos y el material estirado. Absorbe bien las cargas. En las ventanas, refrigeradores, muebles y molduras decorativas de PVC la espuma se utiliza como material de soporte, en parte porque es el soporte ideal para uniones muy fuertes.

Un área en la que se especializa es en la industria de la impresión. La dureza de una espuma en una cinta adhesiva controla la presión de contacto de la plancha de impresión y en última instancia los puntos de red en el papel de la impresora. La cinta adhesiva de espuma también evita las rayas en la impresión porque absorbe las vibraciones durante las altas velocidades de impresión.

Leer más

Paciente: Papel

Las cintas de carrocero basadas en soportes de papel extremadamente fino consiguen líneas de pintura muy bien definidas con facilidad.

Hecho de cáñamo, celulosa y fibras sintéticas, el papel tiene diferentes cualidades que aparecen en las cintas adhesivas:

Los papeles suaves se usan mucho cuando lo que se requiere es una cinta adhesiva para empaquetar o como plantilla para el chorreado de arena. El papel crepado de diferente elasticidad se usa para el enmascarado y las cintas de pintor. Cuanto más alto sea el grado de «crepado» en el papel, más fácil será la aplicación de la cinta sobre curvas y contornos. El papel japonés especialmente fino evita que la pintura se escurra bajo la cinta de carrocero.

Las propiedades especiales del papel como material de soporte se ponen de manifiesto al observar la facilidad con la que se puede desgarrar con la mano, su buena elasticidad y la posibilidad de estirarlo hasta un 50%. También es resistente y absorbente hasta por encima de 180°C. Hay soportes de papel más complejos que se usan en la industria del papel para empalmar o saltar a rollos de papel grandes. En esta aplicación el papel debe ser reciclable (disoluble sin dejar residuos en el papel acabado de producir).

Leer más

Elástico: El núcleo acrílico

Las cintas adhesivas con núcleo acrílico son la solución ideal para las aplicaciones exigentes. También combinan la fijación con el sellado en uno.

En las aplicaciones a altas temperaturas (sobre los 200ºC) o en aplicaciones que requieren un rendimiento aún más alto que el de una cinta adhesiva de espuma, los soportes con núcleo acrílico son la solución ideal. Al estar hechos de polímeros acrílicos, tienen propiedades viscoelásticas excelentes. Esto significa que son capaces de compensar la tensión del material, distribuir las fuerzas y dispersar la tensión. Además, pueden equilibrar la dilatación relacionada con la temperatura hasta un triple de su grosor, dependiendo de su estructura de soporte. En combinación con una fuerza adhesiva muy alta, las cintas con núcleo acrílico son la solución ideal para pegar superficies distintas como vidrio con metal o metal con plástico.

Como ventaja adicional, los soportes acrílicos son muy resistentes a diversos elementos medioambientales tales como la luz solar, el ozono, la temperatura y el agua. Estas características hacen de las cintas con núcleo acrílico la elección ideal para aplicaciones en exteriores de larga duración y alto rendimiento. Ejemplos de aplicación son la fijación de protectores laterales a la carrocería del coche (automoción); fijación del marco de pantallas planas (electrónica); fijación de paneles de vidrio a marcos de metal; fijación de paneles fotovoltáicos a rieles traseros (paneles solares). Estas y otras aplicaciones exigen una fuerza de fijación alta, un rendimiento de larga duración en exteriores (hasta 25 años), y la compensación de las variaciones térmicas.

Leer más

Electrizante: Metal

Los materiales de soporte metálicos también son resistentes al envejecimiento. Sus cualidades básicas se revelan cuando el asunto requiere de electricidad. Los soportes metálicos se hacen de aluminio y cobre, por ejemplo. Estos son conductores de la electricidad y soportan temperaturas de hasta 140°C. Se utilizan en equipos eléctricos como barreras térmicas.

Estructura de una cinta de doble cara y de una cara

Estructura de una cinta adhesiva de una cara (izquierda) y doble cara (derecha): 1) Revestimiento de despegado, 2) Soporte, 3) Imprimación, 4) Adhesivo, 5) Protector antiadherente (recubierto de silicona), 6) Adhesivo (lado cerrado), 7) Imprimación, 8) Soporte, 9) Imprimación, 10) Adhesivo (lado abierto)


Información relacionada